Apple toma medidas enérgicas contra la mensajería en las Mac de los clientes

Cuando Apple bloqueó el mes pasado la aplicación Beeper Mini para que no permitiera a los usuarios de Android acceder al servicio de mensajería del gigante tecnológico, Beeper alentó a los clientes a usar sus computadoras Mac para conectarse y continuar enviando mensajes.

Pero en los últimos días, decenas de clientes de Beeper han informado que ya no tienen acceso al servicio de mensajería de Apple en sus teléfonos Android o en sus ordenadores Mac. Varios llamaron al servicio de atención al cliente de Apple y les dijeron que la compañía había revocado el acceso de su Mac a iMessage debido a una actividad irregular. A ninguno se le había advertido que perdería el servicio.

Para los clientes de Beeper, muchos de los cuales prefieren los dispositivos Android a los iPhone pero prefieren las computadoras Mac a las PC, la medida de Apple muestra hasta dónde llegará la compañía para mantener el control sobre sus servicios. En estos casos, Apple cortó uno de los servicios que brindaba con sus computadoras porque se había opuesto a la forma en que lo usaban sus clientes.

«Legalmente, probablemente estén a salvo debido a sus términos de servicio, pero sigue siendo un poco cutre», dijo Matvei Vevitsis, quien notó este mes que ya no podía enviar iMessages a su madre a través de su MacBook de 12 pulgadas.

Apple se negó a hacer comentarios. Después de que The New York Times se pusiera en contacto con Apple, algunos clientes de Beeper comenzaron a informar que habían sido desbloqueados en los últimos días.

La maniobra es la última de un ojo por ojo entre Apple y Beeper que ha llamado la atención de los reguladores antimonopolio. El año pasado, el Departamento de Justicia se reunió con el equipo de liderazgo de Beeper sobre las acciones de Apple, y la Comisión Federal de Comercio dijo en un blog que examinaría a los actores «dominantes» que «utilizan la privacidad y la seguridad como justificación para no permitir la interoperabilidad» entre servicios.

Beeper Mini debutó el 5 de diciembre como una aplicación que ofrecía a los usuarios de teléfonos Android la posibilidad de enviar mensajes cifrados a iPhones. Hizo posible que las personas con dispositivos Samsung y Google enviaran videos de alta resolución y usaran ventajas como animaciones, que anteriormente estaban reservadas para los clientes de iPhone. En tres días, la aplicación había añadido 100.000 clientes.

Pero Apple bloqueó la aplicación cambiando su sistema iMessage. Dijo que la aplicación creaba riesgos de seguridad y privacidad.

Luego, a Beeper se le ocurrió una solución para mantener su servicio. Pidió a los clientes que usaran sus computadoras Mac para obtener un código de registro para iMessage y usarlo para iniciar sesión en Beeper en un dispositivo Android.

Vevitsis, de 31 años, dijo que había usado una MacBook desde aproximadamente 2015 para conectar Beeper al servicio de mensajería de Apple en su teléfono Samsung Galaxy. Autoproclamado experto en tecnología, prefiere usar teléfonos Android porque el sistema es más personalizable que un iPhone. Pero su madre tiene un iPhone y él quería poder enviarle fotos y vídeos de alta calidad.

A principios de este año, Beeper dejó de funcionar y Vevitsis ya no pudo enviar mensajes a su madre. Abrió su MacBook e intentó enviarle un mensaje directamente, pero tuvo el mismo problema, por lo que llamó al soporte técnico de Apple.

«Apple me dijo que mi iMessage había sido marcado como spam», dijo. El representante de soporte de Apple se ofreció a desbloquearlo, pero eso no resolvió el problema. Finalmente, descargó una aplicación que le permitió crear un número de serie alternativo para su MacBook y pudo comenzar a usar iMessages nuevamente.

Beeper dijo que más de dos docenas de unos 3.500 clientes habían informado de cortes similares en sus Mac. Varios de esos clientes hablaron con The Times y proporcionaron registros y detalles de sus conversaciones con el soporte de Apple.

Ghazi Shami, fundador de Empire, una compañía de música independiente en San Francisco, dijo que se había encontrado con problemas similares. Al igual que Vevitsis, Shami prefiere usar un Galaxy a un iPhone, pero muchos músicos envían grabaciones de audio con iMessage. Shami se conectaba a Beeper usando su computadora de escritorio iMac Pro para poder enviar y recibir esas grabaciones desde su teléfono.

Pero a finales del año pasado, dijo, Beeper dejó de funcionar y iMessage se apagó en su iMac, que Apple fijó en 5.000 dólares cuando se lanzó en 2017.

«No creo que esté en el espíritu de Silicon Valley bloquear el número de serie de alguien porque estaba probando un software beta», dijo Shami. «Es como si estuvieran reprendiendo a los escolares».